• Type:
  • Genre:
  • Duration:
  • Average Rating:

No Olvide Dar Gracias

En los tiempos modernos, hay ciertas actitudes del corazón que no dejan que los hombres sean agradecidos con Dios y sus semejantes. Hoy vamos a revisar las actitudes correctas de gratitud que nos modeló Jesús, y las actitudes incorrectas de los hombres malagradecidos.

Acciones de Gracias

La acción de gracias era un aspecto fundamental de la adoración en el Antiguo Testamento. Antes de la era cristiana, los sacrificios y ofrendas que se presentaban a Dios no se realizaban a regañadientes, sino que tenía que haber una actitud de agradecimiento. El salmista David decía: «voluntariamente sacrificaré a ti; alabaré tu nombre oh Jehová, porque es bueno» Salmo 54:6. Lo mismo sucede en el Nuevo Testamento, donde todas las cartas escritas por el apóstol Pablo, comienzan con acción de gracia.

“Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo”. 1 Corintios 15:57
Jesús siempre fue agradecido
¿Cuál fue la actitud de Jesús mientras estuvo en la tierra, y cuál fue el resultado de esa actitud?
  • Ser agradecido
  • Ayudar a otros

Jesús fue siempre agradecido con el Padre, y Él lo respaldó en todo lo que hizo. Veamos esta afirmación con 2 ejemplos que ilustran esta gran obra.

  1. Cierto día la multitud seguía a Jesús por el desierto y se hizo tarde, y tenían hambre, y los discípulos no sabían cómo darles de comer. Él preguntó, ¿qué tienen en la mano? y cuando le trajeron los cinco panes y dos peces que cargaba un muchacho entre la muchedumbre, Él soló alzó los ojos al cielo, dio gracias al Padre, y los panes y los peces se multiplicaron infinitamente, hasta alcanzar para alimentar a 5000 hombres, sin contar las mujeres y los niños, y dice la escritura que sobraron 12 canastas llenas de alimentos.
  2. Cuando Jesús se enteró que su amigo Lázaro había muerto y llevaba ya cuatro días muerto, Él también dio gracias al Padre, y cuando lo llamó, Lázaro se levanto de entre los muertos.»Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado. Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! Y el que había muerto salió” Juan 11:41-44 Aquí una vez más vemos que la «acción de gracias» de Jesús, desató el poder sobrenatural de la resurrección, que levantó a Lázaro de entre los muertos.

Como resultado del corazón agradecido de Jesús, Dios Padre hizo un milagro creativo de multiplicación.

Cita: Mateo 14:13-21
Acerquémonos a Dios con actitud de agradecimiento

Nadie puede entrar en la presencia de Dios sin darle gracias y alabarle. Nadie puede esperar a recibir un milagro o recibir respuesta a sus oraciones, si antes no ha llegado ante la presencia de Dios con actitud de agradecimiento. En este día, no olvide dar gracias a nuestro Padre Celestial, porque un corazón agradecido mueve el corazón de Dios.

«Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre. Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones.» Salmos 100:4-5
Actitudes de los malagradecidos
  1. Creen que todo se lo merecen. En Lucas 17:11-19, la biblia narra un encuentro entre Jesús y diez leprosos (nueve de ellos judíos y uno samaritano), los cuales le pidieron a Jesús que tuviera misericordia de ellos y los sanara. Jesús los sano a todos y de los nueve judíos leprosos ninguno regresó a dar gracias. Sólo uno volvió para agradecer, y éste fue el samaritano. Él volvió para glorificar a Dios y darle gracias a Jesús por haberle sanado. En aquel tiempo, los samaritanos eran considerados por los judíos peor que los perros. ¿Por qué sucedió esto?. Por qué ciertamente los judíos creyeron que merecían ser sanados por Dios, por eso no tuvieron una actitud de agradecimiento. Es importante que aprendamos que una actitud de ingratitud nos cierra las puertas a bendiciones futuras. En cambio, una actitud agradecida siempre es recompensada por Dios con mayores bendiciones.
  2. Viven en corrupción, vanidad y necedad. La corrupción nace en el corazón de los malagradecidos. “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido, profesando ser sabios, se hicieron necios”. Romanos 1:21-22.La biblia enseña que en los postreros tiempos, la ingratitud aumentará.
«También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” 2 Timoteo 3:1-5
Consecuencias de los malagradecidos

¿Ha notado usted que algo parecido está sucediendo en este tiempo? La razón es muy sencilla; la murmuración y la queja son lo opuesto a ser agradecido. Cuando una persona es malagradecida, pronto se vuelve corrupta, reprobada en cuanto a la Fe y es insensata.

“Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Más no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos” 2 Timoteo 3:8-9
Next Post

¿Qué es la Cosecha Ciento por Uno?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top